Cómo reducir tu tasa de rebote

La tasa de rebote o Bounce Rate es uno de los factores SEO relacionados con la experiencia de usuario. seo-localizadoPodemos definir la tasa de rebote como el porcentaje de abandono de nuestros usuarios tras aterrizar en la primera página del sitio web a la que ha llegado a través de los resultados de búqueda. En otras palabras, el porcentaje de usarios que visita una sóla página de nuestro sitio web. Mediante Google Analytics, Google es capaz de detectar el porcentaje de usuarios que abandonan el sitio y vuelven a los resultados de búsqueda. La tasa de rebote es calculada dividiendo el número total de rebotes en todas las páginas del sitio web (en un período de tiempo determinado) entre el número total de entradas a través de todas las páginas del sitio web (en el mismo período de tiempo).

Una tasa de rebote excesivamente alta (más del 70%) puede indicar a Google una baja relevancia de ese sitio para una determinada keyword de búsqueda, aunque ¡ojo! también va a ser muy importante el tiempo de permanencia del visitante en la página. Si el tiempo de permanencia es largo, aunque el visitante solo visite una página, Google deducirá que esa página ha cumplido su propósito. El peor escenario es que el usuario visite una sola página de nuestro sitio y la abandone en unos pocos segundos. En cualquier caso, reducir la tasa de rebote va a ser positivo para lograr un mejor posicionamiento web y mayores conversiones, por lo que será recomendable implementar una serie de medidas para lograr esto.

 

Medidas prácticas para reducir la tasa de rebote en tu web

 

Reduce el tiempo de carga de tu página

Los usuarios somos impacientes por definición. Si tu página web no carga rápidamente no solo perjudicaremos la tasa de rebote de nuestro sitio, sino que perjudicaremos también su ranking móvil. Intenta que tu página no supere un tiempo de carga de dos segundos.

 

Sé honesto con los usuarios

Si el título y descripción que los buscadores muestran de tu página no se corresponde con lo que el visitante se va a encontrar en la página de aterrizaje, el usario se sentirá engañado y abandonará la página al no encontrar la información que busca. En otras palabras, tu página tiene que mostrar lo que promete en los buscadores.

 

No sobrecargues tu página de publicidad intrusiva

Con anuncios de Pop-Up, anuncios intersticiales, vídeos en autoplay, etc… estás invitando seriamente a tus visitantes a que abandonen el sitio en cuestión de segundos.

 

Haz que los enlaces externos se abran en una nueva ventana

Si los enlaces externos no se abren en una nueva ventana del navegador, están proporcionando puertas de salida a tu visitante que aumentarán tu tasa de rebote.

 

Cuida el diseño de tu sitio

Un diseño confuso, con un look poco profesional, difícil de leer, o no adaptado a multidispositivos es uno de los principales motivos de abandono de páginas.

 

Invita al usario a explorar tu sitio

Puede que tu visitante no encuentre lo que busque a la primera, pero puedes animarle a que siga explorando tu sito. Implementando buscadores internos, enlazado interno, posts más populares, artículos o productos relacionados y una navegación clara e intuitiva contribuirás a que el visitante explore más páginas de tu sitio y a que permanezca más tiempo en él.

 

Incluye una llamada a la acción

En algunos casos (como en los sitios de comercio electrónico), el objetivo no será que el visitante navegue por más páginas de nuestro sitio, sino que complete una acción determinada. Para ello, lo mejor será incluir claramente llamadas a la acción como ‘Añadir al carrito’ ‘Llamar’ o ‘Comprar’, por ejemplo.

 

Cómo reducir tu tasa de rebote
5 (100%) 2 votes
Comparte conocimiento
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
(Visited 26 times, 1 visits today)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 + 11 =